Etiquetas

, , , , ,

Anibal Angulo - Lienzo de piedra

 

Existen signos que no sabemos qué significan. Simplemente están ahí, irradiando cierta energía que trasciende paralelismos. No. No son un mero reflejo del “mundo real”. Son otro mundo auto-contenido: el forcejeo de la forma y la sustancia. Una utopía, pero también un impulso irrefrenable desde que el hombre ha pisado la Tierra.

Hace decenas de miles de años, un grupo desconocido fundó en la Sierra de San Francisco (en la zona central de la península de Baja California) la tradición pictórica del Gran Mural. Poco sabemos de ellos; sin embargo, sus voces –cantares o himnos que apelan a una noción sagrada de la existencia– nos interpelan y nos deslumbran. Pocos se han atrevido a dialogar.

Durante todo este tiempo, pareciera, las pinturas rupestres peninsulares, por cierto las más antiguas en América, solo han logrado incitar un eco que reverbera en esta pregunta, formulada por el semiólogo Yuri M. Lotman: “¿Puede ser portador de signos un mensaje en que no podemos distinguir signos en el sentido que se les da en las definiciones clásicas, que tiene en cuenta en primer término la palabra del lenguaje natural”.

La respuesta, démoslo por descontado, no está de ningún modo en las palabras, que eluden esta clase de mensajes y signos, sino en el des-ciframiento y re-ciframiento que nos propone el nuevo Lienzo de piedra de Aníbal Angulo: contestataria correspondencia que se remite y sacude sus referencias.

Todo el que atisbe estas imágenes comprenderá que el arte rupestre ha dejado de ser un fósil porque nunca lo fue. Es arte vivo. Es un pasado que se yergue y proyecta sobre el futuro como la sombra de este sujeto enigmático: nosotros mismos.

Leonardo Varela

 

 

ANÍBAL ANGULO
(La Paz, BCS 1943)

En 1968 inicia en la Ciudad de México su carrera como fotógrafo artístico, trabajando para diversas revistas de circulación nacional que le permitieron viajar a los cinco continentes. Junto con Pedro Meyer, Graciela Iturbide y Lázaro Blanco, funda en 1978 el Consejo Mexicano de Fotografía. Siendo presidente de este Consejo organiza en Cuba el Tercer Coloquio Latinoamericano de Fotografía (1984) y en la ciudad de Pachuca, el Primer Coloquio Nacional de fotografía.(1985)

Formó parte del Salón de la Plástica Mexicana y funda más tarde, el Foro de Arte Contemporáneo que aglutinó, en ese momento, a los artistas visuales mexicanos con las propuestas más audaces. Realiza exposiciones de grabado, pintura y escultura.

Fue Miembro del Concejo Consultivo del Museo de Arte Moderno de la ciudad de México en 1983. Imparte el taller de fotografía experimental 1983–1995 en la Escuela Nacional de Artes Plásticas .UNAM. En esta misma escuela recibe la titularidad de Grabado en metal y la Coordinación del Taller de Producción Gráfica que lleva el nombre de Carlos Olachea. .

En 1996 regresa a Baja California Sur y promueve la creación del Instituto Sudcaliforniano de Cultura, del cual fue su primer director.

Es nombrado Miembro del Sistema Nacional de Creadores en 1999.

El Fondo estatal para la Cultura y las Artes de BCS lo nombra creador emérito en 2010.

 

Apertura: jueves 07 de mayo, 20:00 hrs

Permanencia: 5 de julio de 2015

 

Museo de Arte de Querétaro
Allende 14 sur,
Centro Histórico,
Querétaro, Qro.
CP 760000

Anuncios